Engelbart, el hombre de la demostración más brutal de la era informática

Mouse

El 1 de noviembre es el día de los muertos. Para algunos el día en que regresan de las tinieblas para asustarnos. Para otros el día para recordarlos. Y en eso nos hemos quedado nosotros. Hoy queremos recordar a un hombre que revolucionó la informática. El hombre que inventó uno de los elementos indispensables de la actualidad. Sin Douglas Engelbart, nada sería lo mismo.

Tocamos uno a diario. En realidad, muchos no sabrían hacer nada si él. Acostumbra ser blanco y desde hace relativamente poco tiene una ruedecita en medio. Los hay que son inalámbricos y si bien su concepto no ha variado en exceso, se han creado modelos especiales de formas que nunca se habrían imaginado. Steve Jobs lo odiaba profundamente. Su creador, Douglas Engelbart, murió hace algo más de un año pero su obra, el mouse, siempre nos acompañará. Engelbart recientemente ingresó en el Salón de la Fama de Internet.

El nueve de diciembre de 1963 es el día en que Engelbart presentó al mundo el mouse en un acto que aún hoy se recuerda como “la madre de todas las demostraciones”. Ese día se puede decir que se dieron a conocer las principales tecnologías de lo que hoy es un ordenador moderno. En ese acto, Engelbart también presento el sistema de ventanas múltiples, el hipertexto, las teleconferencias, la vinculación dinámica de archivos, el control de versiones, un procesador de textos y un editor en tiempo real colaboraborativo.

Engelbart realizó el primer prototipo de un mouse en 1963 con la ayuda del ingeniero Bill English en el Stanford Research Institute. Su diseño con forma de ratón por el cable que lo conectaba al ordenador resultó ser mucho más efectivo para apuntar cosas en una pantalla que las otras alternativas probadas hasta la fecha como fueron un joystick o un lápiz puntero.

Engelbart realizó la épica demostración sentándose frente a un mouse, un teclado y otros controles y proyectó la pantalla del computador. Engelbart mostró en primera persona cómo se podía usar un mouse para controlar una computadora editando texto y moviendo elementos. En esa época la interacción con una computadora se hacía normalmente a través de tarjetas perforadas. No es difícil imaginar, pues, el revuelo que causó el mouse entre los presentes.

El sistema computacional de Engelbart, que él llamó “oN Line System” (NLS) se convertiría luego en la base de la red de computadores ARPAnet, la versión primigenia  a lo que hoy conocemos como Internet.

A lo largo de su vida, Engerlbart obtuvo 21 patentes y se le considera un auténtico pionero. Por ello, recientemente su figura y su obra, junto a la de otros 24 pioneros, han entrado en el Salón de la Fama de Internet.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR